Follow by Email

lunes, 9 de julio de 2012

Práctico ejercicio de relajación

En nuestra vida cotidiana hay momentos, quizá con más frecuencia de la que nos gustaría en la que sentimos que la presión nos acosa y ya no podemos más. Quisiéramos dejar todo y escapar pero... no podemos.
Así que sin necesidad de tener que retirarnos como ermitaños a una montaña aislada podemos utilizar una técnica sencilla y práctica que nos puede ayudar a manejar con más flexibilidad esa tensión del día a día y lo mejor es que podemos hacerlo en cualquier sitio que estemos y no toma mucho tiempo.
Eso si es importante practicarla con regularidad y constancia para poder disfrutar de sus resultados.